Tan fácil (o más) que con otro detergente.

Pero ecológico, claro.

Cómo usar Washaby

Introduce primero la cápsula de detergente ecológico en el tambor de la lavadora.

Introduce la ropa y elige un programa sin prelavado.

¡Y a lavar sin ensuciar!

¿Se puede ser más ECO?

Sí, se puede

Otras recomendaciones para ser (si cabe) más eficientes:
1.
Elige un lavado a baja temperatura (30ºC).
2. Aprovecha toda la capacidad de la máquina para ser más eficiente. ¡Llénala sin miedo!
3. Separa tu colada por color o tipo de tela, y elige un programa específico para lana o seda.
4. Reduce el consumo adaptando la dosis de detergente en tu colada según el tipo de agua (dura o blanda).

Consulta la dureza del agua

No nos gustan los tóxicos y lo sabes.

Por seguridad, no abras, mojes, cortes ni perfores la cápsula porque el líquido puede entrar en contacto con los ojos.

Cierra la caja después de su uso.

Mantén las cápsulas fuera del alcance de los niños.

No ingerir. Si se ingiere el líquido de la cápsula, llama al servicio médico y acude con la caja y la etiqueta.

Protege tu piel, si el detergente entra en contacto lévese con agua.

Protege tus ojos, si el detergente entra en contacto enjuaga con abundante agua durante varios minutos. Quítate las lentes de contacto. Si la irritación persiste, contacta con el servicio médico portando la caja.

Usar siempre con las manos secas.

Lávate las manos después de usarlas. Todas las cápsulas Washaby contienen una sustancia amarga para proteger a los más pequeños y evitar su ingestión.

Lee las instrucciones que encontrarás en la parte inferior de la caja antes de su uso.

Y tú, ¿quieres lavar sin ensuciar?

Sí, quiero Washaby

Somos verdes y transparentes, aunque suene raro. Por eso, te facilitamos la composición de nuestras cápsulas:

Más del 30% de jabón vegetal de producción local.

5-15% de tensioactivo no iónico (vegetal/sintético): quitamanchas y grasas.

Menos de un 5% de fosfonatos: evita los depósitos calcáreos.

Menos del 5% de surfactante aniónico (vegetal): elimina pequeños depósitos extraños en la ropa.

Menos del 1% de blanqueadores  ópticos: permite conservar los colores de la ropa.

Menos del 1% de enzimas (incluyendo subtilisina): disuelven las manchas.

Menos del 1% de agente de perfume: aceites esenciales florales.

Menos del 1% de conservantes (policarboxilatos, 0,0046% bencisotiazolinona)

El recubrimiento de la cápsula se compone a base de alcohol polivinílico. No deja rastros en la ropa y no contamina el agua cuando se disuelve.

Y si todavía tienes dudas, visita nuestro apartado de preguntas frecuentes.

¡Hay un icono raro en mi etiqueta!

Los símbolos que acompañan a nuestras prendas de vestir son más importantes de lo que pensamos, ellos nos pueden ayudar a evitar algún que otro problemilla. Así que hemos decidido hacer una guía de los símbolos de lavado y cuidado de la ropa que te puede ser muy pero que muy útil.

Los desciframos en nuestra "Guía de símbolos de lavado de tus prendas"